Presidentes del Perú

Justo Figuerola (1844)

Justo Figuerola
Justo Figuerola de Estrada nació en Lambayeque, el 18 de junio de 1771, fue un político y magistrado peruano que ocupó la presidencia provisoria del Perú en dos ocasiones, durante unos días en 1843 y brevemente en 1844.

Fue hijo del español Domingo Figuerola Castiglio y de Ana María Juana Francisca de Estrada Alvarado. En la primera etapa de su vida, Figuerola se dedicó a la vida académica en la Universidad de San Marcos, donde se recibió en 1795 como bachiller en Sagrados Cánones. Allí regentó las cátedras de Filosofía Moral y Vísperas de Leyes. Fue uno de los primeros en firmar el Acta de la Independencia en 1821.

Diputado, Magistrado y Ministro

Fue elegido diputado por Trujillo en el primer Congreso Constituyente (1823), que presidió entre junio y setiembre de ese mismo año. En 1825 fue nombrado vocal de la Corte Superior de Justicia y al año siguiente, elegido diputado por Lambayeque y para el Congreso de 1827. También fue ministro de Gobierno y Relaciones Exteriores.

Tres días de Presidente

En febrero de 1843, el general Manuel Ignacio de Vivanco se subleva contra Vidal, y éste decide dejar el mando en manos de Justo Figuerola, el 16 de marzo. Tres días después, un grupo de limeños toca la puerta de la casa del presidente para pedirle que deje el poder. Figuerola, sin abrir la puerta, ordena a su hija, Juana, que arroje la banda presidencial por la ventana para tranquilizar a sus adversarios.

Al día siguiente, las tropas de la guarnición de Lima se pronuncian a favor de Vivanco y dirigen una carta a Figuerola para comunicarle: “Los jefes de los cuerpos que suscribimos le suplicamos se sirva considerarse exonerado de la magistratura suprema y retirarse a su domicilio donde será acatada su persona con todas las consideraciones merecidas”. Un documento cínico e irónico contra un personaje que ni siquiera había salido de su casa.

Segunda vez en la Presidencia

El triunfo de Ramón Castilla contribuye a la dimisión del Presidente Domingo Elías, quien el 10 de agosto entrega el mando nuevamente al septuagenario Justo Figuerola, entonces primer vicepresidente del Consejo de Estado, y éste, a su vez, hace lo propio con Manuel Menéndez, presidente del Consejo, quien no acepta por razones de salud.

En esa segunda oportunidad, Figuerola tuvo el mando durante 58 días, durante los cuales convocó a elecciones de diputados, senadores, presidente de la República, jueces de paz, síndicos, procuradores y jurados; elecciones en la que saldría elegido Ramón Castilla, con quien se iniciaría una etapa radicalmente distinta y de prosperidad.

Pero al ver que la situación del país se tornaba inmanejable, el 7 de octubre, Figuerola visita a Menéndez, le devuelve la insignia presidencial, y se aleja de la política.

Cabe resaltar que alternó sus cargos políticos con la escritura. Entre sus obras principales se encuentran "Práctica Forense" (1811) y "Cartas a un amigo acerca de la manifestación histórica de la revolución de la América y especialmente de las del Perú y Río de la Plata" (1820). Falleció en Lima, el 23 de mayo de 1854.