Presidentes del Perú

Francisco García Calderón (1881)

Francisco García Calderón

El presidente cautivo que nunca se doblegó

Francisco García Calderón Landa nació en Arequipa el 2 de abril de 1834, hijo del notable juez arequipeño, doctor Eduardo García Calderón y Crespo y de doña Ventura Landa y Guerola, estudió en el Colegio Independencia de Arequipa.

Francisco se convierte en un destacado jurista y escribe un "Diccionario de la Legislación Peruana 1859-1862".

En 1868 fue nombrado Ministro de Hacienda.

Durante la guerra del Pacífico, cuando los chilenos ocupan Lima en 1881, el presidente Nicolás de Piérola se traslada a Ayacucho para continuar desde allí con la guerra.
En Lima, entre tanto, el 12 de marzo de 1881, los vecinos notables eligieron a Francisco García Calderón como Presidente Provisional de la República. Piérola renunció a la presidencia el 28 de noviembre de ese año.

Los chilenos reconocen a García Calderón como presidente del Perú y comienzan a negociar con él para poner fin a la guerra, exigiendo la entrega de territorios peruanos como compensanción. García Calderón se muestra como un hombre de valor irreductible y consigue el apoyo de Estados Unidos para pagar una deuda de guerra y no tener que entregar territorios peruanos.

El 28 de septiembre de 1881 el jefe de las fuerzas de ocupación chilena, contralmirante Patricio Lynch, declara la suspensión del gobierno de García Calderón, lo arresta y lo deporta a Chile, en calidad de prisionero, hasta que ceda y firme la entrega de territorios peruanos.

Ante este insólito hecho, asume el gobierno del Perú el contralmirante Lizardo Montero Flores, quien se instala en Arequipa.

Mientras tanto, García Calderón fue mantenido en cautivero en Valparaíso, ciudad donde nace su hijo, el escritor Francisco García Calderón Rey. Desde el destierro, García Calderón mantiene un espíritu inquebrantable y escribe continuas cartas en las que sigue tratando de evitar la cesión de territorios peruanos, pero los chilenos lo descubren y lo trasladan mucho más al sur, a la desolada ciudad de Rancagua, desde donde pierde comunicación con el Perú. Estos dramáticos sucesos son recordados en su libro "Memorias del Cautiverio".

Al terminar la guerra fue liberado y regresó a Lima con su esposa y su hijo, siendo electo senador y presidente del Senado en 1884.

También fue rector de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos entre 1886 y 1891 y desde 1895 hasta su muerte el 21 de setiembre de 1905 en Lima.