Presidentes del Perú

Nicolás de Piérola Villena (1895 - 1899)

Nicolás de Piérola

Nicolás de Piérola (1879-1881)
Nicolás de Piérola (1895-1899)

Dos veces Presidente

Don Nicolás de Piérola nació en Camaná (Arequipa) el 5 de enero de 1839, fue hijo de Nicolás Fernandez de Piérola Flores y de Teresa Villena. Estudió instrucción media, Teología y Derecho en el Seminario de Santo Toribio. Se separó del Seminario en 1860 y se graduó en la Facultad de Derecho de Lima. Contrajo nupcias con Jesusa de Itúbirde, hija del Príncipe Imperial de México Agustín Jerónimo y nieta del Emperador Agustín I.

Contrato Dreyfus

Fue director del diario El Tiempo. Durante los años de 1869 a 1871 fue Ministro de Hacienda del gobierno de José Balta. Bajo su gestión se firmó el denominado Contrato Dreyfus, por el cual se concedía a la empresa francesa Dreyfus de París el monopolio de exportación del guano.

Presidente durante la Guerra del Pacífico

Entre 1874 y 1877 intentó en varias ocasiones derrocar a los gobiernos de Manuel Pardo y de Mariano Ignacio Prado. Siendo derrotado, tuvo que exiliarse en Bolivia y Chile. En 1879, con el inicio de la Guerra con Chile y la ausencia del presidente Mariano Ignacio Prado, dio un golpe de estado, sus tropas tuvieron un enfrentamiento con las tropas de Manuel González de la Cotera. El 23 de diciembre de 1879, Piérola ingresó al Palacio de Gobierno de Lima, proclamándose Dictador, en calidad de Jefe Supremo. Gobernó el país hasta que las tropas chilenas ocuparon Lima en 1881. Luego estableció su gobierno en la sierra peruana, dimitiendo en noviembre de 1881.

El Partido Demócrata y Segundo Mandato

En 1882 fundó el Partido Demócrata. Cuando llega a su fin el gobierno de Andrés Avelino Cáceres, en 1890, Nicolás de Piérola se lanza como candidato pero fue apresado por Cáceres, acusándolo de haber usurpado la presidencia en 1879, violando la Constitución. Así, Morales Bermúdez fue elegido Presidente de la República para el periodo 1890-1894.

Las elecciones de 1894, tampoco fueron justas, fueron tachadas de ilegales por civilistas y demócratas, y llevaron nuevamente a Cáceres al poder, pero enfrentó gran oposición, pues los civilistas no estaban dispuestos a aceptar más militares, especialmente a una figura tan desgastada como Cáceres. Su persistencia por el poder, la tiranía y una victoria aparentemente fraudulenta llevaron a la Guerra Civil de 1895, al interior del país se empiezan a formar tropas de guerrilleros que no aceptan la legitimidad del nuevo gobierno.

Nicolás de Piérola, que estaba exiliado en Chile, retorna al Perú y desembarca en Pisco, liderando una revolución que contó con el apoyo de los hermanos Seminario en el norte y de Augusto Durand en la sierra central. El 17 de marzo de 1895 Piérola y los revolucionarios entran a Lima y se enfrentan a las tropas de Cáceres. La lucha fue sangrienta en el asalto de Palacio de Gobierno, dejando cientos de cádaveres regados por las calles de Lima.

Cáceres no tuvo más remedio que renunciar, entregó el poder a una Junta de Gobierno presidida por Manuel Candamo, quien tuvo el encargo de convocar a elecciones limpias donde sería elegido Nicolás de Piérola, en la etapa que se conoce como la Reconstrucción Nacional.

Hasta terminar su segundo mandato en 1899 realizó importantes reformas económicas.
En 1900, Piérola, ya fuera de la Presidencia de la República postula al cargo de Alcalde de Lima. En esos comicios, fue derrotado por una lista independiente, liderada por Agustín Elguera.

En 1904, nuevamente postuló a la Presidencia de la República apoyado por el partido demócrata, pero fue derrotado por José Pardo y Barreda, candidato de la alianza entre civilistas y constitucionalistas.

El 29 de mayo de 1909, durante el primer gobierno de Augusto B. Leguía Salcedo, un grupo de ciudadanos simpatizantes del Partido Demócrata, de tendencia pierolista, logró entrar a tumulto a palacio de Gobierno. Encontraron a Leguía en su despacho. Los revoltosos le pidieron su renuncia. Entre ellos estaban el hermano y los hijos de Piérola; Carlos de Piérola, Isaías de Piérola y Amadeo de Piérola. Leguía se negó a renunciar. Entonces, los amotinados secuestraron al Presidente de la República y lo llevaron hasta la Plaza Inquisición y, al pie del monumento a Bolívar, lo conminaron a renunciar por segunda vez. Leguía volvió a negar su renuncia. Intervino la fuerza pública, que logró rescatar al presidente luego de un tiroteo que mató a más de cien manifestantes.

Nicolás de Piérola Falleció en Lima el 23 de junio de 1913; su sepelio fue uno de los más multitudinarios que se recuerdan en el Perú.