Presidentes del Perú

Guillermo Billinghurst (1912 - 1914)

Guillermo Billinghurst
Guillermo Enrique Billinghurst Angulo nació en Arica (entonces provincia peruana) el 27 de julio de 1851, fue un político peruano que alcanzó la presidencia del Perú en el período 1912-1914.

Fue hijo de Guillermo Eugenio Billinghurst y Belisaria Angulo Tudela, estuvo casdo con Emilia Rodriguez Prieto. Perteneció a una de las familias más acadaladas del Perú.

Siendo muy joven, en la expedición del Talismán durante la guerra entre Chile y Perú.

Billinghurst perteneció a los Demócratas y fue elegido diputado y senador.

Protocolo Billinghurst-Latorre

Fue vicepresidente de la administración de Nicolás de Piérola (1895–1899). En esa época, Billinghurst hizo varias intentos de resolver el conflicto con Chile por los territorios de Tacna y Arica.

El 9 de abril de 1898, un memorándum fue suscrito entre el ministro de Relaciones Exteriores chileno Raimundo Silva Cruz y Billinghurst. Este estableció que se debeía llevar a cabo un plebiscito entre ambos países, como árbitro se podría pedir a la Reina de España, María Cristina de Habsburgo-Lorena (1858–1929), para determinar las condiciones de voto.

Los siguientes acontecimientos causaron que el Protocolo de Billinghurst-Latorre no sea ratificado por la Cámara chilena de Diputados. Debido a este revés se interrumpió las relaciones diplomáticas entre Perú y Chile en 1901.

Las elecciones de 1912

En 1912, Billinghurst era el Alcalde de Lima. La elección presidencial de ese año fue una de las más emocionantes del período llamado "República Aristocrática". El partido Civilista presentó la candidatura de Ántero Aspíllaga, uno de los miembros más importantes y conservadores del partido. En 1912, Billinghurst, organizó una huelga general para bloquear la elección del candidato civilista Aspíllaga y forzar su propia elección por el Congreso. Guillermo Billinghurst fue elegido por el Congreso, en 1914, por 132 votos contra 30 de Antero Aspillaga.

Presidencia de la República

Durante su mandato, Billinghurst se vio envuelto en conflictos cada vez más desagradables con el Congreso, debido a su propuesta de la legislación social, moderna que buscaba arreglar el tema de la disputa por Tacna-Arica.

Uno de los logros de la administración de Billinghurst fue el establecimiento de la legislación que garantizó las ocho horas de trabajo.

Cuando el Congreso abrió juicios para destituir a Billinghurst en 1914, él amenazó con armar a los trabajadores y disolver forzosamente el Congreso. Durante su gobierno, a pesar de que su partido formaba parte de la oligarquía peruana, sus acciones tuvieron un claro tinte popular de reivindicación de los derechos obreros. Ello causó movimientos populares en demanda de respeto a sus derechos que ponían en zozobra a la ciudad capital.

Esto provocó un levantamiento militar del coronel EP Óscar R. Benavides para tomar el poder y controlar el país. El golpe de Estado se ejecutó el 4 de Febrero de 1914 siendo destituido Guillermo Billinghurst y elegido como presidente provisorio, el coronel Oscar R. Benavides. Billinghurst fue enviado al exilio y falleció en Iquique (Chile), el 28 de junio de 1915.